8 DE MARZO DE 2021, CONMEMORACIÓN POR EL DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER

A lo largo de la historia podemos encontrar muchas mujeres que se han destacado por la  lucha en diferentes ámbitos sociales y en diferentes circunstancias tanto en momentos de paz como en los movimientos armados.

Reconocemos  que la desigualdad ha existido siempre  y ha lesionado los derechos de los más vulnerables y en especial de las mujeres, tanto en el hogar como en el ámbito laboral. Es a ellas a quienes se ha castigado con mayores cargas de trabajo o jornadas extenuantes con bajo salario o sin él, así como restringirles derechos, como no permitirles incapacidades por embarazo o lactancia o por lo mismo llegar a perder su empleo, solo por citar algunos ejemplos.

Es por eso que como un gesto de reconocimiento a la lucha de la mujer y como uno de los pasos más importantes fue la institución del «DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER EN 1975» por la ONU en el marco del Año Internacional de la Mujer, un homenaje que seguiremos fomentando y proyectando hacia un mejor trato a ese ser amado.

Pero la lucha no termina ahí  porque siguen existiendo millones de mujeres que no pueden acceder a empleos con igualdad de condiciones que los hombres y con las mismas opciones laborales. En los parlamentos la mayoría siguen siendo hombres, el abuso sexual y la mayor parte de la trata de personas que existen se sigue dando en mujeres y niñas, la explotación laboral se da más en las mujeres. Sigue existiendo violencia de género y se han incrementado los feminicidios así como la desaparición de personas que también es mayor en mujeres.

Por lo anterior, este día no es un motivo de celebración, sino un motivo de análisis. Es preguntarnos, como sociedad  hacia dónde vamos. Es reencontrarnos y redireccionar con nuevos vientos de armonía a mejores destinos, dirigirnos a la  búsqueda de  una sociedad más igualitaria basada en la  hermandad, la tolerancia y el respeto  entre hombres y mujeres, pues si encaminamos nuestras fuerzas no con esa dicotomía de hombres y mujeres sino como seres humanos, esto  nos dará mayor fortaleza para enfrentar todos los retos que la vida hoy más que nunca nos impone.

Vaya pues un saludo y un abrazo fraterno a todas las compañeras agremiadas al STSCECyTEO en este día.

POR LA UNIÓN Y FORTALEZA SINDICAL. SEGUIMOS JUNTOS

 

ATENTAMENTE

EL COMITÉ EJECUTIVO SINDICAL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *